Ignacio de los Angeles Mendez Rivera

LA MUJER DEL GRINGO

 CUENTOS URBANOS
 
“LA MUJER DEL GRINGO”
-Eva trabajaba por las noches cuidando a una pareja de ancianos Americanos que a fin de apoyar a sus 2 hijas que ya casadas decidieron quedarse a radicar en Mexico,no regresaron mas a Estados Unidos,su hijo mayor Frank trabajaba en una compañía petrolera en texas y venia a visitarlos 3 veces por año,se quedaba algunas semanas y luego regresaba a Texas.
Eva estaba divorciada,tenía 3 hijos dos de ellos ya casados,rentaba la casa donde vivía con su hija Ruth la mas pequeña quien estudiaba la preparatoria.Su vida era precaria y el salario apenas le alcanzaba para mal vivir pero era mas feliz que cuando estaba casada,al menos ya no tenía que soportar maltratos,golpes y las bajezas de su esposo quien tomaba a diario gastando lo poco que ganaba.Tal vez esa falta de aprecio,de amor y de sentirse mujer hizo que se enamorara de Ignacio y aunque el la amaba a su manera,era altanero y cada vez que quería cohitar le hacía mil caricias y promesas de amor besandola suave y profundamente mientras le aseguraba que pronto se casarían,una vez conseguido eso se desaparecía por días y luego regresaba con la misma canción,pero un día Eva le reclamó cuando el le solicitó tener relaciones-¡Mira Ignacio!-le dijo-Te amo demasiado pero no puedo continuar así,¡he sido una tonta! Pues siempre accedo a complacerte,pero he decidido no hacerlo más.Si en verdad me amas demuestramelo casandonos!-Ignacio contestó-¡tu sabes que si te amo! Pero ahorita no tengo chamba-¿Cómo quieres que nos casémos?-¡pues vete! Regresa cuando puedas hacerlo-dijo ella- Ignacio salió enojado y no regresó por semanas.
-Eva caminaba pensativa por los jardines de la residencia donde trabajaba,sintió que alguien la observaba y volteó su mirada al segundo piso de la casa,en la ventana estaba Frank quien levantó la mano y sonriendo le saludó.Frank había llegado a visitar a sus padres como cada tres meses,bajó al jardín y abrazó a Eva al momento que le agradecía las atenciones y cuidados que tenia para con sus padres,era vispera de navidad y Frank le dijo;¡vamos adentro! Quiero darte tu regalo de Navidad.
-Frank vió la tristeza reflejada en el rostro de ella,la abrazó suavemente y le preguntó-¿Qué tienes Eva?-ella no aguantó mas y lloró abrazada a el mientras le contaba todos sus sufrimientos,toda su desgracia-el le tomó el rostro entre sus manos y le dijo: ¡yo te voy a apoyar! ¡ya no quiero que llores!-me partes el alma sabes que siempre te he amado- ella contestó-¡gracias!-¡pero sabes que yo no te amo!-solo siento agradecimiento hacia ti por lo tanto que me has ayudado y apoyado sin pedir nada a cambio-el le contestó-¡mi pequeña preciosa! ¡mi guerita chula! ¡mi princesita! Si soy felíz viendo que tu lo eres solo dime que me aceptas y no te faltará nada conmigo.
-¡Orales! ¡te sacaste la lotería o qué! ¡mira nada más! Este refrigerador nuevecito-¿pues como le hiciste ma?-preguntó Ruth mientras ponía su mochila sobre la silla del comedor-había llegado de la escuela y su rostro reflejaba la alegría que esto le causó-Eva estaba terminando de hacer la comida y limpiandose las manos en su delantal,sonriendo y guiñandole un ojo le dijo-¡ya sabes! ¿el señor gringo? Preguntó Ruth-Eva afirmó con la cabeza y volviendo a sus quehaceres le dijo-¡lavate las manos para que comas! Y no preguntes más.
-Esa navidad para Eva y su hija fue inolvidable,Frank se encargó de que no les faltara nada y se desvivía por atenderlas.Frank tubo que regresar a Texas y antes de partir le dijo;¡te compré este celular! Quiero escuchar tu voz a cada momento mientras esté lejos de ti.Frank partío y le llamaba a diario preguntandole si le hacía falta algo,Eva siempre le contestaba que nó,que todo estaba bién pero el le decía; ¡no quiero que a mi guerita chula le falte algo! Pronto me voy a jubilar y estaré contigo para amarte y protegerte.
-Ignacio se presentó un dia y le reclamó a Eva su relación con el gringo-¡ese pinche viejo! No te va a hacer gozar como yo lo hago, ¿no ves que ya tiene 60 años? ¿crees que te va a satisfacer? Y además tu no lo quieres,tu me amas a mi y además que vá a decir la gente,se van a burlar de ti-Eva lo detubo y le escupió en la cara todo el resentimiento que guardaba por tantos años y le dijo-¡eres como todos! ¡solo piensas en sexo! ¡el está viejo pero es mas hombre que tú! ¡el me dá el amor que siempre he deseado! Me dá mi lugar y me respeta y eso vale mas que todo,aunque no lo quiera sé que algún día lo querré y me vale madre lo que la pinche gente murmure-Con lagrimas en los ojos le gritó-¡a mucha honra seré su mujer! LA MUJER DEL GRINGO.
 
MORALEJA
CUANTAS EVAS HAY EN EL MUNDO QUE QUISIERAN TENER SU GRINGO Y DEJAR DE SUFRIR
BADANGEL

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Ignacio de los Angeles Mendez Rivera.
Published on e-Stories.org on 12/22/2011.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Short Stories)

Other works from Ignacio de los Angeles Mendez Rivera

Did you like it?
Please have a look at:

EL HEIDI - Ignacio de los Angeles Mendez Rivera (General)
Pushing It - William Vaudrain (General)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)