Elizabeth Hernandez Trujillo

Jade




 

Ya dormida,
de nuevo estaba junto a la roca cerca del anciano, se miró la mano y en los
restos de esa agua maravillosa se podía observar la galaxia, nebulosas,
sistemas solares que jamás había visto antes, estrellas que brillaban con tanta
fuerza que encandilaban a sus pequeños ojos oscuros. Que maravilloso pero no
podía entender por qué viajaba allí cada noche, he dicho viajaba, perdón,
soñaba ¿no?
Día tras día
se fue dando cuenta de que eso no podían ser solo sueños algo le debía estar
pasando, pero quién le iba a ayudar a entender.

En uno de
sus sueños por fin pudo entablar conversación con uno de los seres que por allí
estaban, se le acercó una especie de felino que podía andar a dos patas, era
esbelto y su pelo brillaba con intensidad como todo en ese lugar. Preguntó – ¿dónde
estoy?_ él respondió – aún no lo sabes pequeña, has sido la elegida-
contestó –¿ La elegida para qué? - Jade temblaba al hablar- tú serás quien se
salve, quien nos salve- asustada preguntó 
– de qué o quién  me he de salvar-
pobrecilla- contestó el animal- de ti misma Jade- ¿cómo sabes mi nombre?- Como
ya has podido comprobar aquí todos estamos unidos con el universo no tenemos
secretos, háblame sin pronunciar palabra y también te escucharé, cógeme de la
mano y sentirás lo que yo,
 
-Poco a poco Jade-

 

Se despertó
con un fuerte dolor de cabeza, ese día no fue al trabajo no podía dejar de pensar
en lo que había sucedido, soñado no sé…
Empezó a
investigar en la biblioteca leyendo libros del universo su evolución y teorías
de creación pero nada le llevaba a ningún lado solo a más preguntas sin
respuesta.
Estaba
decidida a preguntarle al magnífico ser que iba a suceder, al caer dormida se vio
frente a él y le dijo, - por favor necesito que me expliques qué pasa, para mí
no eran más que sueños y ahora no como, pareciera que no duermo porque siempre
estoy cansada, ¡qué es lo que pasa!- exclamó- tranquila Jade te ordenare todo
un poco, ahora escucha.
Qué realidad
crees ahora mismo que es la verdadera ¿lo que tú consideras la realidad? - Ahora
mismo no lo sé porque esto es lo real par mi ahora,  pero cuando despierte solo será un recuerdo -vas
por buen camino,  recuerdo… ya no es un sueño entonces -dijo sonriendo el felino-

Estás aquí
para que entiendas la conexión que hay entre el universo, que todo es vida y
todo forma un  ciclo, que no estás sola, sin ti no existiría el equilibrio,
puesto que, la energía de tu ser es parte del universo, de la armonía del
universo, ¿me entiendes?

 

No lo sé- respondió-

Pequeña, la
vida que consideras realidad no es más que una parte del gran engranaje que es
el infinito, el gran agujero negro del centro del universo es la vida creadora
y el resto de seres vivos somos quien lo mantenemos firme, si dudas de tu
existencia haces tambalear la vida creadora por lo que, por efecto al universo,
todos los universos posibles se tambalearían creando un desorden que puede
acabar con todo, lo conocido y desconocido por ti.
 


Naciste
bendecida con un don, una capacidad extrasensorial para ayudar a proteger y
mantener el equilibrio aunque jamás tendrías que haberlo sabido, nos hemos visto
en la obligación de llegar hasta ti para mantenerlo.
 
Quizá no lo
llegues a entender porque tu nivel de consciencia no es lo suficientemente
maduro, algún día cuando subas de plano de consciencia a éste, en el que ahora
te encuentras, pero todo a su tiempo.

-Pero de
verdad soy tan importante, yo jamás…- Nada de jamás Jade - interrumpió -
 aquí solo existe la palabra infinito, la
vida es infinita porque la vida es energía y como ya el ser humano a
comprendido la energía ni se crea ni se destruye solo se transforma.
 
La vida
creadora te necesita, algún día pasarás aquí, ahora vive feliz y haz caso a tu
corazón, no temas, todo lo que pasa tiene una razón y así lo verás, y ahora
despierta pequeña sigue en tu trabajo de mantener el equilibrio, nos volveremos
a ver.- ¡pero espera tengo mil preguntas!- todo a su tiempo Jade, todo a su
tiempo.
 

 
 
 
   

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Elizabeth Hernandez Trujillo.
Published on e-Stories.org on 10/15/2011.

 

Comments of our readers (1)

Show all reader comments!

Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Experimental" (Short Stories)

Other works from Elizabeth Hernandez Trujillo

Did you like it?
Please have a look at:

A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)