Angels Vinuesa Fernandez

Jubilados first class ( second.. class,)

El tema de los jubilados, tiene ¡ tela marinera!, Que diría aquel.

 

Y no hay más que observar a los que tranquilamente se encuentran tumbados en la playa para confirmarlo.

 

 

Los hay de "first classe"(primera clase), estos son los extranjeros que tuvieron la jubilación, con una buena pasta, compraron chalets al borde del mar, cuando los nacionales no podían ni mirárselos,  y siguieron comprando urbanizaciones enteras, y casi hicieron un asalto al barco pirata, en alguna isla de nuestro Mare Nostrum, adueñándose de las tiendas, los restaurantes, las emisoras de radio y hasta los programas de TV en su lengua, con el beneplácito de los gobernantes de turno.

 

¡Viven de coña ¡.

 

 

 Aquí con sus sueldos altísimos  o lo que sea, les sale la vida tirada de precio, y además como lo que buscan en buen sol y buenas playas están como en el paraíso terrenal.

 

¡Que no es que lo encuentre mal yo!, pero una cosa es que vivan bien, y otra muy distinta que hagan una invasión del territorio, la lengua y lo que se les pase por el forro de los huevos ..

 

 Dentro de poco si seguimos así, al ir a un restaurante, la carta estará en todos los idiomas, menos en el nuestro.

 

 ¡Y, eso sí que no! ,

 

 Que la tortilla de patatas y el gazpacho serán siempre eso, y no "pommes de terre" y gaspaché.

 

 

Pero hay más, de jubilados ¡digo!...

 

 

 Están "los emigrantes ", estos son aquellos, que ya en épocas bastante lejanas dejaron el campo, el azadón y el arado y se vinieron a las capitales, que han pasado, mas de  cincuenta años de su vida en tierra ajena, algunos sin llegar a adaptarse y que, ahora con algunos ahorrillos se vuelven al pueblo, como triunfadores, a hacerse la casa mas grande del pueblo y para fardar delante de sus amigos, de aquellos años que no han sido, ni poco buenos.

 

 

Otros son los "niñeras-trabajadores ", a estos se les ha de hacer "mención de honor ".

 

 Los jubilados "niñera- trabajadores", son aquellos que, como dicen los hijos, viven una segunda juventud. ¡Que leches!.

 

 Lo que ocurre es que los hijos como tienen que trabajar, y los abuelos tiene mucho tiempo libre,¡ pues que se ocupen!.

 

Y ves a las abuelas, con los carritos por las mañanas comprando, él bebe berreando,

 

....¡ que las guarderías están muy caras y hay que ahorrar para comprarse el piso!

 

 Luego preparan la comida, a la que acude la hija /o para que vea a la criatura y el Yerno/nuera que también se apunta. La merienda también esta incluida y ¡claro! , De paso que se vaya cenados.

 

 A no ser que los jóvenes papás, tengan algún compromiso social y dejen la criatura a dormir con los abuelos.

 

 Jornada completa, con vigilia nocturna de los bebitos por si lloran;

 

¡Eso sí!, los papas les dejaran un móvil para que se les llame... si ocurre algo...

 

 

 

Cuando son mayorcitos, o sea en época escolar, los experimentados abuelos, han de hacerse un horario, que dejaran colgado en el frigorífico de la cocina, aunque a veces son los propios hijos que lo fabrican, para que se aclaren si el niño va a judo, la niña a danza o el pequeños a básquet.

 

 Y ya ves a los abuelos de aquí para allá, bolsas de deporte y demás... Y es que los abuelos han de caminar ya lo dicen los médicos.

 

 

Después están los "jubilados viajeros", estos son aquellos que apuntados al Inserso, en interminables colas, esperan que les toque un viajecito a Matalascañas o Benidorm, a 200 euros el viaje, 15 días de reposo y comida de buffet libre.

 

Aunque en estos viajes les cuelen toda una serie de demostraciones sobre mantas maravillosas. O vajillas de Versalles, catas de vino o alguna cosa más.

 

...Allí se encaminan maletas en mano y dando empujones donde llegan, de esta manera algunos ven el mar que no han visto, otros ven fieras de parque, loros habladores, solo, con una salvedad esto será en época de invierno.

 

Pero, ¡qué mas da!,

 

 La playa sigue siendo la playa aunque uno no se bañe.

 

 

Y por ultimo están los "jubilados depresivos ", estos que al dejar el trabajo, monotonía diaria, resulta que añoran el levantarse cada día a las 6 de la mañana, comer deprisa al mediodía y de aguantar al cabrón de su jefe.

 

 Entonces empiezan a pensar, y les dá por deprimirse, llenando las salas de espera de los médicos de cabecera, hoy medico de familia gracias a la TV, a que les cosan a pastillas.

 

Y ya tienen otra labor, porque entre análisis, radiografías, pruebas varias, se pasan el día entretenidos, que si la pastilla por la mañana, las gotas de las cataratas y la lavativa a hora inoportuna.

 

 

En fin, mientras miro a los gabachos que han inundado mi playa, con sus sombrillas y sombreretes a juego, me pregunto que pasara con nuestra generación, y a lo mejor tendremos que incluir a los "jubilados cibernéticos" colgados al Internet, y eso ya es otro cantar...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Angels Vinuesa Fernandez.
Published on e-Stories.org on 07/18/2005.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Short Stories)

Other works from Angels Vinuesa Fernandez

Did you like it?
Please have a look at:

Magi la vagabunda .. capitulos 3 y 4 - Angels Vinuesa Fernandez (General)
Pushing It - William Vaudrain (General)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)