Angels Vinuesa Fernandez

"Las pelis en verano"

Siento tener que informarles, que las películas de dibujos animados han muerto, ya se acabaron aquellos dibujos tiernos en los que el príncipe  era eso y la princesa ídem. Han nacido los dibujos virtuales, y parece ser que todo esta al revés. Resulta que los malos son los buenos  y los que hasta ahora  eran los de siempre, ahora resulta que ya no lo son. Más o menos como en la vida real.

 

Así que hay que modificar esquemas, olvidar lo que antes habíamos conocido y cambiar el guión  de nuestros recuerdos.

 

Tampoco es para pensar que la tecnología no ha de avanzar, de hecho es igual que lo pienses, porque el avance de los medios ha sido tan brutal que no nos ha dado tiempo a adaptarnos, pero sirva esta historia para hacer un homenaje  a aquellos que nos divirtieron y emocionaron... Y además en verano  también se explican cuentos.

 

Erase  una vez...

 

La factoría  más potente en la creación de los dibujos, que empezó haciendo películas  sobre libros  conocidos de autores reconocidos, otros salieron de las manos de expertos dibujantes, que página a página, y dibujo a dibujo, crearon su movimiento.

 

Fueron capaces de imprimir  sentimientos y  de hacer brotar en nosotros la lágrima fácil, pero eran previsibles. Y al final la princesa se casaba con el príncipe, vivían felices y hasta comían perdices.

 

Después nos invadieron  los orientales, con sus dibujos agresivos, fue la fiebre de algunos personajes que morían y revivían con la misma fuerza. Inventaron la clonación  antes que existiera la oveja “Dolly”.

 

 

Mas tarde la misma factoría, empezó a utilizar los ordenadores para crear personajes  parecidos, pero que resultaban demasiado angulares en sus formas y demasiado parecido entre ellos. Se dieron los efectos especiales, que daban más espectacularidad en sus escenas.

 

Pero como en las mejores familias, les salió el “niño rebelde “, aquel que iba a cambiar  los papeles y que en época de emancipación se creo su propia empresa.

 

Al principio no le dieron importancia, ya que la factoría  era tan potente  y creía tener todos los cabos atados , que otra ínfima compañía nunca podían  hacerle sombra. Pero hete aquí que nacieron los bits del ordenador, aquellos dibujos que más que animados parecían reales, ya que hasta se dan el lujo de sacarle arrugas cuando se ríen. Y si se descuidan los actores actuales los sustituirán  en la filmografía. ¡Total a esos no hay que pagarles el paro!

 

Pero faltaba darle sentimiento humano, no podía ser el sentimiento “ñoño” de antes, tendría que ir de la mano con las tendencias actuales, tendría que adaptar el lenguaje  y hasta el modo gestual para conectar con los más pequeños.

 

¡Esto no lo conseguirán! decía el amo de la factoría, un “clásico” siempre lo es, pero ¡ay! De su inocencia. No se dieron cuenta, y el niño rebelde, observó, utilizó y puso a sus pies  toda esa tecnología y lo consiguió y ¡cómo!.

 

Aunque en un mundo al revés, tendrían que matar a todos aquellos que había quedado  en nuestra memoria histórica: ¿De que manera? , Ironizándolos, haciendo que resultaran ridículos  y sobre todo poniéndolos en  aviso, “O venís con  nosotros  o quizás quedéis encerrados en el baúl de los recuerdos  para siempre “

 

..Y los pobres dibujos salidos del lápiz del dibujante, aceptaron, se subieron al carro  aunque en este paso,  tuvieran que dejar de ser lo que eran y hasta tuviesen que cantar “rap”

 

Así la historia se cambio de un plumazo, y ahora resulta que el ogro es bueno y feo, el príncipe malo y pequeño (con mala leche) y la princesa la mas parecido a  alguna virtual que corre por la red, experta en artes marciales...

 

Y al final la bestia no se convierte en bella, sino que la bella es al final también bestia, ya no sabiendo si comerán perdices, porque seguro que están afectadas  con algún  tipo de enfermedad loca y no sabemos si serán felices, porque la felicidad es un canon  demasiado  caro para los tiempos actuales.

 

Así el dragón podrá seguir  estando en tareas pendientes y si nos apetece matarlo siempre lo podemos enviar a la papelera de reciclaje sin mancharnos las manos...

 

Angels Vinuesa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Angels Vinuesa Fernandez.
Published on e-Stories.org on 06/26/2005.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Short Stories)

Other works from Angels Vinuesa Fernandez

Did you like it?
Please have a look at:

EL ÚLTIMO ADIÓS A UNA AMIGA ... - Angels Vinuesa Fernandez (General)
Pushing It - William Vaudrain (General)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)