Angels Vinuesa Fernandez

"Y el domingo .. nos vamos de mercadillo!

Que llega final de mes y andas mal de "viruta", no te preocupes hay una solución para pasar el domingo.

 

Te levantas por la mañana, y como quien no quiere la cosa, les dices a la familia:

 

"Nos vamos de mercadillo",

 

Esto lo has de decir con la cara bien alta, con inusitado entusiasmo y sin mirar a nadie a los ojos, que no es cuestión de recriminaciones matinales. Entonces subes al coche a la parienta /o y la niña /o en el coche y te encaminas al mercadillo.

 

Antes de salir has de tener en cuenta varias premisas:

 

Primera premisa:

 

"La indumentaria ",  muy importante.

 

            Has de tener en cuenta,  que no vas de compras a la “Quinta Avenida”, así que unas bermudas y una camiseta servirán, un vestido playero también.

 

Las gafas de sol no las olvides, porque quizás encuentres a más gente de la que querrías ver.

 

No es cuestión de vestirte como una marquesa.

 

Segunda premisa:

 

Saca de tu cesto de la costura, que no sabes bien donde está, porque ya no coses ni un botón, y busca una cinta métrica .Esa cinta verde con numeritos  que sirve para medir...

 

Pon a tu  family en fila  y mídeles cintura y caderas. A ellos les mides el cuello para las camisas.

 

Has de tener en cuenta y muy clarito cuales son las tallas de tu "Family", porque allí no hay probadores, así que tu vista y tu libretita donde llevaras apuntadas las tallas te serán muy útiles y necesarias...

 

Cuando llegas no hay problema de aparcamiento, una gran explanada de tierra, te hará de parking. No hay árboles que den sombra, así que tendrás que conformarte en aparcar el coche a pleno sol. Siempre queda la solución  de cuando vuelvas con las compras, adelantarte con la excusa que las bolsas pesan mucho y abrir las puertas y ventana antes que llegue la tropa.

 

Si tienes aire acondicionado esto no es necesario.

 

.. En el mercadillo te vas a encontrar con él más variopinto paisaje de personajes, pero quizás la que se lleva la palma es la raza gitana.¡Y anda que no son salados!

 

Si cuando llegas, te ofrecen un ramo de rosas a "10 euros ,marquesa ", no te preocupes, no es que la primera premisa te haya fallado, solo es cuestión de esperar 5 segundos mas, y oirás que a la siguiente, una señora entrada en años y en kilos la llamaran condesa, así que tranquila no pasa nada.

 

A partir de ese momento te has de guiar por dos sentidos la vista y el oído.

 

Que oyes..

 

 "Hoy lo regaláramos todo ",

 

 Pues para allí, y a rebuscar en el montón, que alguna ganga encuentras.

 

 Que lo que necesitas es un "subidón de autoestima ", cuando oigas

 

¡Guapa, que tengo lo mejor para un cuerpo como el tuyo!. Pues hacia allí, como una flecha.

 

La vista también es fundamental, acompañado por tu memoria de tiendas más chic.

 

            Al final, que quieres que te diga, las faldas son faldas y todas se parecen y cualquier imitación es tan parecida que nadie lo notara, a no ser que traten de exploran otro sentido el del tacto, pero esto no llegara a pasar: ¡Tú lo evitaras a toda costa!

 

Otra cuestión  que debes tener en cuenta es el sentido matemático del calculo.

 

Has de contar muy bien los gastos. Que tienes un billete  de 50 euros  al principio, pues cuando ese color solo sea azul, o de 20 euros  empieza la alerta.

 

Es hora de entretenerse en las tiendas de otras etnias, siempre van bien para pasar el rato y al final no comprar nada: Gafas de sol. Bolsos, figuritas exóticas, cuadros, mantas. ¡Entretienen y no gastas casi nada!

 

    

Si lo que sientes es un deseo irrefrenable de gastar, siempre te puedes acercar a los tenderetes de segunda mano.

 

Con un poco de suerte, encuentras una americana de marca, y cuando se te ocurre registrar los bolsillos, te encuentras, mira tu por donde ¡ con una tarjeta del propietario, pero..¡Tú como si nada!, que no es cuestión de llamarle por el móvil y decirle:

 

-         Oiga. ¿Que ha hecho con aquella americana de cuadritos azules?, pues mire ..¡que la tengo yo a  5 euros!

 

¡Cachondeo el justo ¡

 

Después caminar, ahora a la derecha, ahora a la izquierda, la tropa se empieza a impacientar y a estar cansada.

 

 En ese momento has de ser ocurrente, y con la misma cara de satisfacción de la mañana, les dices
 -¿Hacen unos pinchos y una cerveza?

 

Y tú que ya has calculado, que solo té queda un billete de color marrón de 10 euros y como te descuides se quedara más verde que una lechuga, es el momento preciso de acercarte a un de los muchos "baretos " de la zona, y con unas patatas bravas, unos chipirones y unos pinchos morunos, haces una comida que ¡ni te cuento!

 

 Y cuando sales de allí, con un montón de bolsas (verdes, amarillas, rojas, blancas.) se te ha pasado el domingo que ni te has dado cuenta, y al fin y al cabo solo has gastado 50 euros, lo mismo que dice el anuncio por levarte a cualquier sitio.....

 

Angels Vinuesa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Angels Vinuesa Fernandez.
Published on e-Stories.org on 06/18/2005.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Short Stories)

Other works from Angels Vinuesa Fernandez

Did you like it?
Please have a look at:

"Los cuerpos danone ¡existen!" - Angels Vinuesa Fernandez (General)
Pushing It - William Vaudrain (General)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)