Antonio Justel Rodriguez

... aún, aún puedo recordar

 

 

 

 

... y es que aún, aún puedo ver;

puedo salir a la calle y hallar camino, entibar o acribillar el pecho,

bruñir el corazón, destruirlo,

y aún, aún puedo recordar;

… por tanto, frente al cielo puedo empeñarme aún en su luz y hondura,

en la vertebración que tuve cuando el mar ardió y de mí sólo quedaron

el lecho y las orillas, y del inmenso horror - cual suprema desnudez - las tapias;

y es que aún puedo dirimir una batalla o guerra y ganarlas,

desgarrar los velos, asomarme al otro lado del mundo y observar si algún hermano vuelve

por el camino del rey;

… puedo, puedo hollar el dolor e implicar en él un serio reto y su virtud;

en realidad podría caminar sobre piedra abierta y acercar con las manos

los hierros candentes del espíritu;

aún, aún puedo hacerlo aquí y así, ahora;

…y en ello, y por ello, es que auspicio el fuego y la esperanza.

 

 

 

 

http://www.oriondepanthoseas.com

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Antonio Justel Rodriguez.
Published on e-Stories.org on 09/14/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Poems)

Other works from Antonio Justel Rodriguez

Did you like it?
Please have a look at:

Ya se abrieron como dos tulipanes - Antonio Justel Rodriguez (Lovegrief)
Tounge-Twisters - Jutta Walker (General)
The Power of Darkness - Ramona Benouadah (Fantasy)