Antonio Justel Rodriguez

Olor a manzanas

 

 

 

 

... mientras la tarde vive y se abrasa contra el pecho del mar,

sus cenizas desprenden olor a manzanas y tu cuerpo vibra;

... tu cuerpo, tu cuerpo de castaño en flor, de seda y mimbre,

león y agua;

toda tú reconstruyendo mi corazón y mis manos en ruina,

calmando mi sed de muerte herida y acabada;

... ah, esta luz nuestra, Fenicia - recordémosla siempre -

 nos está haciendo llorar de amor;

… porque ¿ adónde irá a parar - digo - a qué otros mares y orillas arribará este instante

de resurrección, e incluso el más reciente en que te dije ¡ te amo ! ?

  y cómo, cómo aparecerá el ultimo día con su piel de bronce,

aquél en el que han de caer las constelaciones y mudas y rotas han de continuar fluyendo

del pus de los ojos y chocando e hiriéndose contra la sombra y el verdín de plazas

rotas y olvidadas;

Fenicia, cómo será ese día; ah, pensémoslo ahora; con qué  nos hablará;

… pero, después de todo, este olor a manzanas, este pulso nuestro que tanto puede

porque estamos aquí ¿ no nos da resplandor, infinitud y fuerza hoy ?

dime ¿ no nos hace ciertos ?

 

 

 

        http://www.oriondepanthoseas.com

 

 

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Antonio Justel Rodriguez.
Published on e-Stories.org on 09/01/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"General" (Poems)

Other works from Antonio Justel Rodriguez

Did you like it?
Please have a look at:

Óparis y Cálipse (zagales eternos) - Antonio Justel Rodriguez (Lovegrief)
Growth - Inge Hornisch (General)
Flying home - Inge Hornisch (General)