Juan Alberto Velasquez Flores

El Gallo Pataruco

 

Había una vez, una gran granja situada en un sitio llamado Ameerika y estaba sectorizadas en varias parcelas en una de esas parcela existía una sub. granja cuyo nombre era Benesilia, que a su vez estaba dividida en varios sectores y estaba comandada por un gallo de raza o fino como lo denominan algunos.

En esa granja Benesilia había sus altas y sus bajas la población que allí residía era una población pacifica, obediente cumplidora de la moral y las buenas costumbres, todo los animales convivían en fraternidad y había varios bandos agrupados por nombre y no por razas y cada cinco años se disputaban la dirección o la comandancia de la granja.

Esta granja tenia infinidades de recursos para auto mantenerse, aunque debes en cuando se destapaba  una olla con algún alto dirigente con un buen queso, pero nada de que lamentar.

La granja Benesilia era muy rica, minerales, poseía oro negro aunque mal pagado por los compradores de las otras granjas la economía giraba entorno al precio del oro negro, así que hubo muchos años de bonanza y también de pobreza ojo pero nunca extrema.

En unos de los sectores de esta gran granja nace un gallito, soñador e intrigante el cual se fue enriqueciendo en sus conocimientos de la historia del pasado de la granja y a la corta edad entra en las fuerzas defensora de la granja y pasa sin pena  ni gloria por estas fuerzas, ya que era considerado muy torpe y con poco conocimiento intelectual, pero muy bueno contando historias, es así como el gallito Pataruco llega a la casa donde tiene operaciones el gallo mayor y fue utilizado en las fuerzas defensora como escolta de la casa principal y el gallo Pataruco en los momentos de ocio contaba sus historias, a los demás miembro de las fuerzas defensoras. Por alguna circunstancia de la vida estos cuentos llegaron a los oídos del gallo principal el cual nombra al gallo Pataruco como contador de historias oficial.

Los años transcurrieron con aparente normalidad el gallo Pataruco se le fue prendiendo en su cabeza la mecha de la revuelta, y la traición, y como buen judas fue sembrando la cizaña en algunos altos gallos que ocupaban puesto de mando por que para eso si era astuto nuestro gallo Pataruco. Una mañana por el anuncio de unas medidas en tiempo de crisis se presento una revuelta en la granja y todos los animales perdieron el control, los perros, los gallos las gallinas los chivos, los toros y vacas todo el mundo salió como loco  a las calles y destrozando gran parte del corral, entonces el gallo principal toma una determinación de retener la gran revuelta con la fuerzas de control, que fueron lanzadas a las calles, la sangre rodó por toda la granja hasta estos momento no se sabe el numero de pobladores caídos victima de la represión de las fuerzas de control, hubo pánico, terror y muerte, muchos desaparecido y ningún culpable.

Este episodio aumenta el deseo del gallo Pataruco de realizar una gran revuelta para tomar el poder y realizar un equipo de mando con algunos animales que generosamente se ofrecían dizque con el único deseo de mejorar la situación en la granja.

Había reuniones clandestinas, planificación de cómo seria la insurrección y la muerte planificada del gallo principal.

 

Llega el fatídico día, las tropas  de la defensa son traídas bajo engaño al sector principal comandada

por cinco gallos de alto rango, y nuestro gallo Pataruco, cunde el pánico disparos vienen y disparos van la muerte y el terror se apodera nuevamente a la granja Benesilia y sus nobles pobladores, no se saben lo que esta ocurriendo, luego a media de mañana el gallo presidente de la granja informa por TV que esta haciendo atacado por gallos insurrectos

Hasta que las fuerzas de control logran poner fin a la rebelión y el gallo Pataruco se rinde y él y su banda son puestos a la orden de la justicia.

 

 

                                                 Continuara     

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Juan Alberto Velasquez Flores.
Published on e-Stories.org on 04/01/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Satire" (Short Stories)

Other works from Juan Alberto Velasquez Flores

Did you like it?
Please have a look at:

Extraña Persecucion - Juan Alberto Velasquez Flores (Horror)
El Tercer Secreto - Mercedes Torija Maíllo (Science-Fiction)