Maria Teresa Aláez García

Declaración de intenciones 1

SOY UNA PERSONA OBESA.

Efectivamente soy una mujer cuarentona y obesa.

Con mal genio.

Y añadiendo a los tópicos el de sucia como aquel dicho que reza: “cásate con una mujer delgada y limpia que sucia y gorda ya se volverá.”

Al margen de lo que haya ocurrido o deje de suceder resulta que mi casa está limpia y aún estará mejor la semana que viene.

Que se va encontrando un remedio a algunos de mis males y poco a poco, iré adelgazando y recobrando al menos algo de elasticidad y la figura que no la lozanía.

Era fea, soy fea y seguiré siendo fea.

Tengo cuarenta y seis años de los que me siento muy orgullosa y cumpliré los que me queden con toda mi dignidad y feliz de lo que he vivido.

Siento que por errores de mil tipos no pudiera hacer más de lo que hice pero espero poder seguir compensando ese error y seguir creando y creciendo en mi y para los demás.

Tengo una maravillosa familia y un hijo precioso e inteligente.

Pero.

Durante todo este tiempo que está durando esta fase y durante el que transcurra, he visto de todo.

Gente con prejuicios, gente inmadura, gente que insulta, gente que sólo vive para ella y por ella.

También he visto gente que ha echado una mano, gente que me ha apreciado antes de ser como soy y siguen apreciándome y seguirán haciéndolo después.

Gente que me apreciaba y cuando me han visto han dejado de hablarme.

Gente que me acaba de conocer y no duda en pasar de prejuicios y en seguir hablándome.

Gente que me odia sólo por ser gorda.

Ahora estaré unos cuantos años cambiando y espero que a mejor.

Pero en estos momentos sé con quién he de seguir y a quién he de apreciar y a quién no tomaré más en cuenta cuando me vean y se aproximen a mi para darme la mano.

Espero que no se extrañen cuando les vuelva la espalda o no responda a su saludo o más aún: cuando no me moleste ni siquiera en conocerlos en persona.

¿Me siento ofendida? En absoluto. Hay otro dicho que reza: “Trata a los demás como deseas que ellos te traten a ti”. Y me han enseñado ellos cómo desean ser tratados. Así lo haré.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 03/07/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Life" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

20.1 20.2 - Maria Teresa Aláez García (Experimental)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)