Maria Teresa Aláez García

Es cierto. El hombre está solo.

ES CIERTO: EL HOMBRE ESTÁ SOLO.

Es cierto que el hombre está solo.

En su nacimiento se vio solo.

Solo en su crecimiento.

Solo en su madurez.

Mal que le pese, el hombre siempre seguirá solo.

Y morirá solo.

A alguien se le ocurrió buscarle compañía.

Una mujer.

Y, tras haber compartido con ella casa, comida y la privación de su felicidad

De su seguridad

De su lugar de origen

Fue cuando constató realmente

Que solo seguía y que estaba

Solo

Mirando a su porvenir y al de la tierra

Pensando que sólo su soledad

Sería la garantía de la supervivencia del planeta

Y comenzó a destruir

Todo lo que le rodeaba.

Por que se temió a sí mismo en su soledad.

Pero no pensó que el fin de su soledad

Estaba solo en sí mismo

En su interior.

Hasta que no se dé cuenta de llenar lo que tiene vacío dentro de sí

Y de limpiar y pulir lo que en su interior tiene destrozado

Será cierto

Que el hombre

Está

Solo.

Y ninguna compañía podrá compensar el sabor frío, distante y atormentado

De su soledad.

 

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Maria Teresa Aláez García.
Published on e-Stories.org on 02/10/2009.

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Philosophical" (Short Stories)

Other works from Maria Teresa Aláez García

Did you like it?
Please have a look at:

Trayectoria erratica - Maria Teresa Aláez García (Love & Romance)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)