Regina Sedelke

La gente buena

 

Anduve por calles muy frecuentadas, llenas de gente guapa, joven y exitoso..Estoy perdido entre ellos. Todos parecen ser buenos amigos.

¿Todos? , menos aquellos que no se puede ver. Están aquí, pero no se ve.

Al pasar escucho hablar a los amigos, a los desconocidos. Siquiera se dan cuenta de mi presencia. Se conversan muy animados, formando un muro. Son temas de iniciados. Son cosas de buena gente.

Les puedo oir hablar, pero no les entiendo.

 

Sonrisas vacías, ojos muertos en caras de mármol. Rosas con una fragancia y belleza sin comparación. Los pétalos con maravillosos matizes de colores que proceden del mismo arco iris. Cristales, cuyo brillo se refleja en el sol. Joyas de incomensurable valor y bibliotecas con una sabiduría peligrosa.

 

Me atraían las rosas, las quería tocar, las quería olfatear, quería ser como una de ellas, pero sus espignas me herían y su olor me dejaba aturdida así que no me importaba como mi sangre las alimentara.

 

Tenía frío en esas calles tan brillantes y me daba un miedo de toda esta sabiduría y perfección.

Escapé corriendo.A veces disfrazándome como rosa, a vecez escondíendome.

Hasta que llegué a un camino estrecho con casas pequeñas y poco vistosas.

Seguía este camino, dudando si estuviese el correcto, pero no había manera de volver, porque detrás estaban las rosas que me daban tanto miedo. Me paré muchas veces, preguntándome adónde llegaria este camino.

 

Cuando, de repente, girando por una esquina vi un prado, lleno de florecillas y de malas hierbas. Por fin puedo descansar. Me echo en el prado sin herirme en espigas algunas, Las hierbas me acarician suavemente. El sol se refleja en un lago de cristalino y gélida agua del que sale un arco iris en el que ando contigo, hablando tonterías y riendo sobre nuestra insignificancia.

 

Estoy feliz ahora y sin miedo, pero lo siento por toda la gente que aun se esconde en esas calles. Espero que un día tambien encuentren una manera de escapar...

 

 

Dedicado a todos que perdieron la confianza en si mismo.

 

 

 

Regina Sedelke                                                                                       

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Regina Sedelke.
Published on e-Stories.org on 10/30/2008.

 

The author

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Life" (Short Stories)

Other works from Regina Sedelke

Did you like it?
Please have a look at:

El lugar particular - Regina Sedelke (General)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)
Heaven and Hell - Rainer Tiemann (Humour)