Regina Sedelke

Me di cuenta

Tierra indiferente. Que giras cada día en tu propio ser sin tener en cuenta los quehaceres de tus habitantes.
No te importa el muerte del último hijo que aun quedó a su madre, ni el maltrato de la esposa del vecino.
Respiras con la misma velocidad, igual que si dos amantes estuvieran por descubrir el universo entero o si una guerra lo hiciera estallar.
Te alimentas de la sangre de tus crías bebiéndola como champán y, para disimular esta crueldad la cubrirías con las flores más hermosas. Flores que algún día adornarán la cabeza de la novia que no tiene ni idea del sufrimiento de los que ya eran ni de los que vaya a nacer.
Te valen igual los esfuerzos del hombre empeñoso que versa sobre tu belleza como la tibieza del explotador que se aprovecha de sus clientes como tu.
Requieres la vida de miles de seres para mantener tu fuego interno y por tragarte demasiado las espumas por otros lados matando de nuevo.
Con la sonrisa de tu clara frialdad me humillas y con la eterna oscuridad de algunas noches me birlas el sueño. En una de estas noches fue cuando me di cuenta que somos todos hijos de esta tierra con toda su herencia............................

 

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Regina Sedelke.
Published on e-Stories.org on 01/04/2007.

 

The author

 

Comments of our readers (0)


Your opinion:

Our authors and e-Stories.org would like to hear your opinion! But you should comment the Poem/Story and not insult our authors personally!

Please choose

Previous title Next title

Does this Poem/Story violate the law or the e-Stories.org submission rules?
Please let us know!

Author: Changes could be made in our members-area!

More from category"Life" (Short Stories)

Other works from Regina Sedelke

Did you like it?
Please have a look at:

El lugar particular - Regina Sedelke (General)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)
A Long, Dry Season - William Vaudrain (Life)